Calificá esta película
Calificá esta película
Tu calificación es
Modificá tu calificación
 

Sinopsis

Luego de experimentar, según creen, una serie de intromisiones a su domicilio, una familia decide colocar cámaras de seguridad para identificar al ladrón, pero descubrirán una serie de eventos siniestros que se desarrollan durante la noche en su casa.

Ficha técnica

Género Terror, Misterio
Título Original Paranormal Activity 2
Director Tod Williams
Protagonistas Katie Featherston, Brian Boland, Molly Ephraim, Seth Ginsberg, Sprague Grayden
Año de producción 2010
Duración 91 minutos.
MPAA rating R - Restringido. Los chicos menores de 17 años deben estar acompañados por sus padres o por un adulto
Productor Jason Blum, Oren Peli
Guionista Michael R. Perry, Oren Peli
País Estados Unidos
Calificación de la comunidad
(Basada en 1408 personas)
Calificación de la prensa
(Basada en 10 críticos)
Ultima modificación ematiu (Hace 8 meses)
Experta de esta película
Sol.Maria.Andrade.Romero Sol.Maria.Andrade.Romero es el experto de esta película con 6 puntos

Regístrate, suma puntos y conviértete en el experto de esta película

Críticas de la prensa

Loco por el Cine - Damian Colaprette (Argentina)

Esa experiencia me llevó a frotarme las manos hoy a la mañana, yendo a la avant premiere, con una sonrisa oreja a oreja: Esa sonrisa tan ridícula como inocente que puede tener alguien que lejos está de ser crítico de cine, pero que ha sido bendecido con la posibilidad de verla antes que el resto… ¡y defenestrarla!

Debo agregar que la fau ... Leer más Esa experiencia me llevó a frotarme las manos hoy a la mañana, yendo a la avant premiere, con una sonrisa oreja a oreja: Esa sonrisa tan ridícula como inocente que puede tener alguien que lejos está de ser crítico de cine, pero que ha sido bendecido con la posibilidad de verla antes que el resto… ¡y defenestrarla!

Debo agregar que la fauna que se encuentra en un cine –de mañana- esperando por hacer esto mismo que yo… es de lo más interesante que vi en este último año. Pseudo intelectualoides-palermeros-nerds al estilo The Big Bang Theory, con la certeza de que son un pilar importantísimo en la industria cinematográfica. A mitad de película se les ve la típica cara de jueces, totalmente incómodos en sus asientos, como queriéndole anticipar al representante del distribuidor (que claramente no está en la sala) lo malo del film, lento… la mala fotografía que tiene (vieron que decir que una peli tiene buena o mala fotografía es RE cool)…

… estaban asustados. Eso es lo que pasaba… Creo que todos nos asustamos un poco.

Y sí. Me quedé con las ganas de aplastarla, quizá sea la próxima, porque la verdad que Actividad Paranormal 2 estuvo buena, un poco lenta, pero buena. ¿Y por qué digo esto? Porque nos logró asustar, molestar, ponernos nerviosos… o como quieran llamarlo. Y hoy en día es algo muy difícil de lograr.

Con el tiempo y las generaciones, el género de terror empezó a bordear lo bizarro y dejó de asustar. Creo que películas como “El ente”, “Poltergeist”, “Proyecto Blair Witch” fueron las ultimas que lograron dar miedo a alguien ¿Por qué? Porque ya no nos creemos nada. Perdimos la ilusión en todo. Desde que los reyes son los padres, que no hay drácula, momias o exorcismos que alcancen… ya nada nos asusta. Definitivamente creo que se nos fundió el fusible del susto… y por eso tiendo a creer que esta y otras películas (Rec) necesitan crear un clima muy especial, meter al espectador en un estado de concentración y fragilidad emocional que parece tardar una hora en promedio. Ese es el por qué tenemos que fumarnos una hora de nada para que empiece la acción: Porque si no nos meten en el clima adecuado, es prácticamente imposible asustar a nadie – hoy año 2010 casi 2011 a un par de años del fin del mundo. Estamos tan anestesiados y hemos visto tanto pero tanto…

La otra variable importantísima en esta ecuación (me estoy convirtiendo en uno de ellos) es la temática. Solo vamos a asustarnos con algo que todavía creemos que podría llegar a ser real. Necesitamos creer que vamos a volver a casa y hay una chance no-tan-remota de que tengamos (junto con los propios) un fantasma o espíritu listo para poseernos. Creo que es la última chance porque la del exorcismo y la cosa con el diablo ya no la estamos comprando más.

Con todas estas limitaciones, además la autoimpuesta de un presupuesto de 3M de dólares, quienes desarrollaron el proyecto de Actividad Paranormal 2, se las han ingeniado para darle sentido a ambas películas, contar una precuela interesante y sembrar la duda necesaria para tirarse a hacer una tercera parte o dios sabe que.

3.50
Buena (+)

Cines Argentinos - H. Zapata (Argentina)

Actividad Paranormal 2 es un refrito pulido del film estrenado el año pasado.
Es la misma propuesta pero con un poco más de presupuesto y un director que supo hacer más llevadera la trama.
El realizador Tod Williams (Una mujer infiel) presenta rápidamente a los personajes principales y a los cincos minutos de iniciada la historia enseguida pl ... Leer más Actividad Paranormal 2 es un refrito pulido del film estrenado el año pasado.
Es la misma propuesta pero con un poco más de presupuesto y un director que supo hacer más llevadera la trama.
El realizador Tod Williams (Una mujer infiel) presenta rápidamente a los personajes principales y a los cincos minutos de iniciada la historia enseguida plantea la primer situación conflictiva que anticipa la odisea que vivirán los protagonistas.
Desde la narración esta nueva entrega está mucho mejor llevada, ya que el cineasta a cargo de la historia no pierde el tiempo con circunstancias mundanas y aburridas, sino que empieza a construir el misterio desde la primer situación extraña que se presenta en la casa.
Al contar con más cámaras y personajes la película es mucho más fluida y en este caso el espectador no va a estar 40 minutos en el cine mirando como una pareja duerme en una cama hasta que al final se manifiesta el espíritu diabólico.
Tengo que reconocer que el film tiene muy buenos “momentos de susto” totalmente efectivos que van a funcionar con el público.
Hay una escena en particular que tiene como escenario principal una cocina y la madre de la familia que está excelentemente lograda e integra uno de los mejores momentos de este estreno junto con la secuencia del paseo del bebé por la casa.
No obstante, creo que Actividad Paranormal 2 hubiera funcionado mucho mejor si se desarrollaba como una historia independiente.
La trama en realidad es una precuela del film que vimos el año pasado y muchas situaciones están tiradas de los pelos, además que el director pierde un buen tiempo en la mitad del film en explicar el asunto de la maldición que sufre la familia.
El epílogo que narra los hechos ocurridos luego de la primera película es totalmente estúpido y si los productores siguen estirando la historia Actividad Paranormal se va a convertir en una comedia ya que la trama no da para mucho más.
Supongo que los que se volvieron fanático del primer film van a disfrutar esta historia también, que por lo menos tiene momentos más logrados.

3.50
Buena (+)

La Voz del Interior - Carlos Schilling (Argentina)

El demonio no muestra la cola
Puede establecerse como una ley: toda película de bajo presupuesto que recaude millones tendrá una segunda parte amplificada. Actividad paranormal fue el gran éxito del cine de terror de 2009. Una cámara casera en un dormitorio registraba los movimientos de un demonio ávido por poseer el alma de una mujer. No se ... Leer más El demonio no muestra la cola
Puede establecerse como una ley: toda película de bajo presupuesto que recaude millones tendrá una segunda parte amplificada. Actividad paranormal fue el gran éxito del cine de terror de 2009. Una cámara casera en un dormitorio registraba los movimientos de un demonio ávido por poseer el alma de una mujer. No se veía casi nada: vaivenes de puertas, sombras que se deslizaban, ruidos y temblores.

La amplificación de Actividad paranormal 2 consiste en aumentar la cantidad de cámaras y personajes. Pero un detalle significativo: al revés de lo que ocurrió con la saga de El proyecto de la Bruja Blair y hasta cierto punto con Rec 2 , se respeta el principio de mostrar lo menos posible y mantener el terror siempre en el umbral de la expectativa.

Ahora son seis cámaras fijas en distintos puntos internos y externos de la casa más una cámara manual que manipulan los personajes. No es una secuela sino una precuela. La acción se ubica temporalmente antes que en la primera película. Aquí conocemos a la hermana menor de Katie, llamada Kristi, al esposo, al bebé de ambos, a la hija adolescente que el hombre tuvo con una esposa anterior y a una perra que va a ser fundamental en la trama. También aparecen una empleada doméstica latina supersticiosa, el novio de la adolescente y el novio de Katie.
Por efecto de esa proliferación, la trama humana se enriquece y el conflicto básico entre la incredulidad irónica de unos y las credulidad espantada de otros se matiza en terceras y cuartas posiciones. Ya no es un pareja sino toda una familia la que sufre el asedio de esa entidad demoníaca. No obstante, ante los ojos desnudos de las cámaras de vigilancia caseras, lo que se impone no es la vida íntima de las personas sino la presencia intimidante de los objetos.

Si por algo merecen ser vistas ambas películas es por ese poderoso reencantamiento de las cosas materiales que se logra con el simple recurso de enfocarlas fijamente. Lo que ya sabía un Stephen King, por ejemplo, cuando al principio de El resplandor describe la amenazante quietud de los cuchillos y tenedores en un cajón del armario, Actividad paranormal lo redescubre para los ojos manchados de sangre fácil de toda una generación.

El potencial perdido por repetir los recursos técnicos y los axiomas estéticos de la primera, se compensa por el virtuosismo “invisible” del nuevo director, Todd Williams ( Una mujer infiel ). Demuestra tener un enorme talento para coreografiar la casualidad e inyectarle dosis de humor mínimas y justísimas al relato. El resultado es una especie de negativo de película de terror, con la idea de que el demonio es tan real y tan concreto que no necesita ser mostrado.

3.00
Buena

Tiempo Argentino - Santiago García (Argentina)

Otra entrega a prueba de temerarios
Hoy se estrena la secuela de este ultra taquillero film de terror, que mantiene una estética similar a su antecesora, pero esta vez agrega cámaras de seguridad para registrar los eventos siniestros que acechan a una familia.
Actividad paranormal (2007) fue un fenómeno de taquilla espectacular. Con un pres ... Leer más Otra entrega a prueba de temerarios
Hoy se estrena la secuela de este ultra taquillero film de terror, que mantiene una estética similar a su antecesora, pero esta vez agrega cámaras de seguridad para registrar los eventos siniestros que acechan a una familia.
Actividad paranormal (2007) fue un fenómeno de taquilla espectacular. Con un presupuesto mínimo consiguió lo que muchas películas de alto presupuesto jamás alcanzan. Con el insólito costo de no más de 15 mil dólares, el film recaudó 107 millones.
No quisieron perderse, entonces, la posibilidad de seguir ganando dinero con la historia e idearon esta segunda parte que, en realidad –algo bastante evidente para quienes vieron el film anterior–, comienza antes de los eventos narrados en Actividad paranormal. El esquema es el mismo: cámaras empleadas por los protagonistas construyen la narración del film. Aquí la apuesta aumenta y a las cámaras en mano se les suman las cámaras de seguridad. El efecto sigue siendo igual: con pocos elementos se arma una historia que deja al espectador al borde de la butaca. Por supuesto que para disfrutar de la película, se deberán perdonar ciertas licencias poéticas, como el uso de la cámara en mano en situaciones de vida o muerte en las cuales difícilmente alguien quiera o pueda seguir filmando. No es irrelevante que el realizador del film sea Tod Williams, el director de la exitosa Cloverfield, otra notable película con una estética similar de personajes filmando con sus propias cámaras las situaciones vividas.
Aprovechando el sencillo y universal miedo a la oscuridad, Actividad Paranormal 2 se las ingenia para asustar, y mucho, con recursos tan antiguos –y notoriamente efectivos– como una puerta que se cierra sola o un sonido que viene desde otro cuarto. Una familia se ve atormentada por una presencia en su hogar que poco a poco comienza a mostrarse amenazante, como en el primer film, pero esta vez la historia está contada y se completa desde otro lugar. No se puede adelantar nada de la trama y tampoco hay demasiado misterio detrás: todo el film consiste en explotar al máximo nuestros temores. Incluso el espectador más valiente, que no se asuste durante la proyección, sabrá que las escenas de Actividad Paranormal 2 lo acecharán en el minuto mismo en que apague la última luz de su casa antes de irse a dormir. Actividad Paranormal 2 está destinada a asustarnos, no sólo mientras la vemos, sino mucho más allá.

3.00
Buena

Página 12 - H. Bernades (Argentina)

Un poco más de miedo no le vendría nada mal

Por ley del éxito, lo que empezó siendo una peliculita autoproducida, autofinanciada, casi unipersonal –cajoneada durante un buen par de años hasta su estreno– pinta ya para una serie. Dirigida por un ex técnico informático que aprendió cine al estilo Mecánica Popular, una recaudación que ... Leer más Un poco más de miedo no le vendría nada mal

Por ley del éxito, lo que empezó siendo una peliculita autoproducida, autofinanciada, casi unipersonal –cajoneada durante un buen par de años hasta su estreno– pinta ya para una serie. Dirigida por un ex técnico informático que aprendió cine al estilo Mecánica Popular, una recaudación que multiplicó casi por 10.000 su ínfimo costo hizo de Actividad paranormal la película más redituable de la historia del cine. Así nomás. Aquí está, entonces, la inevitable secuela, con la curiosidad de que –dirigida esta vez por un director de cine, y no por un especialista en bytes y conexiones– resulta ser mejor que la primera. Lo que todavía sigue faltando –a criterio de este crítico, al menos– es un poco más de miedo. Tal vez la tercera parte, que la escena final anuncia, logre finalmente asustar al personal como es de esperar.

En realidad, lo de “secuela” corre sólo para las últimas dos escenas, que tienen lugar tras un breve salto temporal. Producida ahora por la Paramount, el resto de Actividad paranormal 2 transcurre un par de meses antes de la primera parte, con lo cual se trata antes bien de una precuela. La idea que la anima surge de la presunción, que la primera deslizaba, de que las presencias sobrenaturales tal vez respondieran a una maldición, que la protagonista femenina arrastraría desde pequeña. Aquí está entonces su hermana, mamá reciente de un niño llamado Hunter. Rasgo de fineza del guión, el parentesco entre Kristi y Katie se devela bastante avanzada la película. Recurso digno de William Castle, cuando aparece Micah, marido de Katie y protagonista de la primera parte, se sobreimprime un cartel tamaño Crónica TV, que dice: “Micah, 60 días antes de su muerte”.

“Quiero a Hunter”, confiesa un espíritu, invocado durante una prueba de la copa. De allí que el núcleo dramático se desplace del dormitorio matrimonial, centro de operaciones de la primera parte, al cuarto del niño. Se desplaza y se multiplica: mientras que en la película original prácticamente todo era visto desde un único emplazamiento fijo, ahora son siete las cámaras que filman. Seis de ellas son de seguridad, instaladas por los dueños de casa tras un primer incidente sospechoso. La restante es la de la hija adolescente, que se mueve por toda la casa. Y aunque en ocasiones resulte forzado, esta multiplicidad de registros le da a la película una dinámica que en la anterior se echaba en falta.

Que detrás de esto hay esta vez un director de cine (Tod Williams, que unos años atrás había tenido a su cargo una versión de Una mujer difícil, de John Irving) se nota tanto en esa mayor variedad visual como en la elección del elenco, integrado por actores desconocidos pero convincentes. Y en la construcción de suspenso de toda la primera mitad, que lleva al espectador a revisar hasta el último rincón de cada plano fijo, en busca de una presencia que amenaza con aparecer pero demora en hacerlo. Menos convincente es la resolución, que hace más explícita la idea de posesión, pero en ese mismo movimiento pierde sugerencia. Lo otro que esta segunda parte profundiza es el carácter misógino que la primera dejaba entrever: aquí, el mal no sólo se transmite por la rama materna, sino también de hermana a hermana, con los varones como víctimas.

3.00
Buena

La Nación - D. Batlle (Argentina)

Una ecuación puramente económica
Actividad paranormal 2 aporta más de lo mismo

Tras el inmenso éxito de Actividad paranormal (costó 11.000 dólares y recaudó el año último casi 200 millones sólo en su paso por los cines), no tardó mucho en llegar esta secuela, aunque ya sin aporte alguno del guionista y director israelí Oren Peli.
... Leer más Una ecuación puramente económica
Actividad paranormal 2 aporta más de lo mismo

Tras el inmenso éxito de Actividad paranormal (costó 11.000 dólares y recaudó el año último casi 200 millones sólo en su paso por los cines), no tardó mucho en llegar esta secuela, aunque ya sin aporte alguno del guionista y director israelí Oren Peli.

Lo que en el film original era sorpresivo, genuino e innovador (el uso austero y preciso de unos pocos elementos sobrenaturales para generar sugestión primero y miedo después) aquí se convierte en la mera reiteración (ampliada hasta la exageración) de una fórmula. Por lo tanto, el doble cálculo -comercial y artístico- se nota demasiado.

Los protagonistas de la primera película (la joven pareja entre Micah y Katie) vuelven ahora en papeles secundarios (pero importantes en el desarrollo y desenlace de la trama), ya que ceden los papeles principales al grupo familiar de la hermana de ella (mamá, papá, hija adolescente, bebe y perro guardián). La omnipresencia de un simpático recién nacido, más que un buen recurso de los tres guionistas, se parece bastante en este caso a un golpe bajo.

Tras un supuesto intento de robo, los dueños de la amplia casa californiana deciden instalar un sofisticado dispositivo con media docena de cámaras de seguridad. Esas imágenes y las que toman los propios personajes con su pequeña videocámara concentrarán los dos puntos de vista del relato. Nada que no se haya visto ya en decenas de películas recientes.

Así, entre la estética desprolija de la home movie y un esquema que remite al reality show televisivo, entre la cotidianidad de la dinámica familiar, los traumas infantiles compartidos por las dos hermanas y las apelaciones a fuerzas demoníacas, transcurren los 90 minutos de esta segunda entrega de una saga que todavía es capaz de provocar algún que otro sobresalto en el espectador dispuesto a compartir una experiencia colectiva, pero que no agrega demasiado a los apuntados logros del largometraje original ni mucho menos a la rica historia del género de terror.

2.50
Regular (+)

Clarin - Miguel Frías (Argentina)

Obsesión por las cámaras
Crítica “Actividad paranormal 2”. Segunda entrega de la saga de terror.

Podría decirse que la saga de Actividad paranormal forma parte de lo que ya es casi un subgénero dentro del cine de terror: el del falso documental o la falsa película casera. Desde El proyecto Blair Witch hasta El último exorcismo , pasa ... Leer más Obsesión por las cámaras
Crítica “Actividad paranormal 2”. Segunda entrega de la saga de terror.

Podría decirse que la saga de Actividad paranormal forma parte de lo que ya es casi un subgénero dentro del cine de terror: el del falso documental o la falsa película casera. Desde El proyecto Blair Witch hasta El último exorcismo , pasando por REC y Cloverfield : los ejemplos, más o menos logrados, se multiplican. Se trata de supuestas filmaciones amateurs en las que se cuela, imprevistamente, o ya no tanto, el horror. Aquel viejo enunciado de que lo siniestro es lo cotidiano cuando se vuelve extraño.

Actividad paranormal , dirigida por Olen Peli, logró un gran éxito -pasó de producción modesta a tanque de taquilla- en base a estos lineamientos generales.

Actividad paranormal 2 , dirigida por Tod Williams, hace un cambio sustancial: no se limita al uso de una sola cámara, trémula y subjetiva; se “apoya” en varias: las que usa una familia en su intimidad y las de seguridad, instaladas en una casa en la que ocurren fenómenos extraños. Como Williams cambia de unas a otras de acuerdo al lugar en que transcurre la acción, algo se pierde: la sensación de que estamos viendo una (única) grabación casera, sin “dirección” ni edición; caótica, desprolija.

La intervención, la mano obvia del realizador no termina ahí: en esta segunda parte de la saga aparecen de pronto sobreimpresos que dan información tipo: “Murió sesenta días después”, referida a algún personaje. Hay, además, otro atentado contra el verosímil: los protagonistas filman a sus familiares en charlas íntimas, privadas; situaciones en la que es ilógico que una cámara esté prendida. En resumen: la base de esto que llamamos subgénero no es muy respetada en este caso.

La película, con más desarrollo y producción que la anterior, se centra en una familia, en una casa ¿embrujada? Dos personajes, en principio laterales, son los protagonistas del filme anterior. Por lo tanto, la acción de Actividad paranormal 2 funciona como (una especie de) precuela de Actividad paranormal . Un matrimonio, con un hijo bebé, está en el centro de la paranoia o del influjo de lo demoníaco (la aparición del nene acerca aun más a esta saga a la La habitación del niño , telefilme de Alex de la Iglesia). Otros personajes, que le dan aire a la historia, son la hija adolescente del hombre, del primer matrimonio; un perro; y una mucama hispanoparlante (habla todo el tiempo en castellano y los demás, que sólo hablan en inglés, le entienden). El perro y la mucama, tal vez considerados, ay, seres elementales, son los que perciben con mayor claridad las presencias invisibles, macabras, extrañas...

La construcción del suspenso es morosa y, por momentos, sólida. Hay ráfagas de humor, como durante el juego de la ouija (copita) entre la adolescente y su novio. Pero la estructura general presenta grietas. En la primera película, una pareja dejaba su cámara encendida por las noches y al día siguiente adelantaba las imágenes para ver qué había ocurrido. En la nueva, las imágenes de una cámara de seguridad son adelantadas sin que se sepa bien quién lo hace, cómo y por qué. Una de las tantas situaciones que resienten y enfrían el todo de la película.

2.00
Regular

Escribiendo Cine - Lucia Roitbarg (Argentina)

Más cámaras, Menos sorpresas

El film de Tod Williams no atrapa como el anterior. La estética documental se vuelve a repetir, así como gran cantidad de elementos (incluso actores). Podría leerse como un capítulo de una serie televisiva, pues su propuesta apenas se modifica de la otra. Si se hace así podría ser interesante, pero al ser he ... Leer más Más cámaras, Menos sorpresas

El film de Tod Williams no atrapa como el anterior. La estética documental se vuelve a repetir, así como gran cantidad de elementos (incluso actores). Podría leerse como un capítulo de una serie televisiva, pues su propuesta apenas se modifica de la otra. Si se hace así podría ser interesante, pero al ser hecha para cine las exigencias son diferentes y no satisfacen.

En esta oportunidad es una pareja con un niño (al principio recién nacido, luego ya de un año), la hija adolescente del marido y un perro los que viven en una casa habitada por presencias indeseables. Tras una serie de episodios extraños deciden colocar en todos los ambientes una cámara de seguridad, dispositivos que junto a (lo que simula ser) una filmadora casera manejada por los protagonistas accedemos a los distintos sucesos.

Una puerta que se abría sola en el medio de la noche, sombras de personas que nunca se veían o ruidos de origen desconocido eran las situaciones que revelaban presencias desconocidas en la casa habitada por la pareja en Actividad Paranormal (Paranormal Activity, 2007). Y todas ellas eran imprevistas. Dado que el espectador de esta nueva película ya estaría familiarizado con estos recursos, es esperable que en su afán por producir emociones perturbadoras la secuela del film incursione en nuevas ideas, para que justamente no sea posible adelantarnos a lo que va a pasar. Esto, lamentablemente, no sucede, perdiendo un factor imprescindible de su antecesora: la sorpresa.

Se podría afirmar que Actividad Paranormal 2 (Paranormal Activity 2, 2010) puede ganar a un espectador desprevenido que no conozca la original, pero aun así tiene sus falencias. En primer lugar, la película intenta prepararnos con ciertos datos dispersos. Por ejemplo, el nombre del pequeño es Hunter, que en inglés significa cazador, del verbo “hunt”: perseguir, cazar. Los espíritus obviamente irán tras él. Estos indicios sumado a los momentos atemorizantes tardan en llegar hacen que lleguemos más prevenidos hacia ellas y también más aburridos. La película apela entonces más a nuestra ansiedad que a otra cosa, lo que no está mal pero resulta insuficiente para un film que se comercializa con otras intenciones. A pesar de los intentos por hacer una película de terror psicológico la idea general es que una familia feliz se ve amenazada por factores paranormales y cómo esto afecta a cada miembro.

Esta segunda parte presenta un caso nuevo, en un espacio distinto, con más personajes y con otra puesta de cámaras, pero la diferencia está sólo en esos detalles, ya que por lo que a efectos respecta la originalidad, repentinamente, desapareció. En cierta forma, parece quedar al descubierto las verdaderas intenciones del film: volver a repetir la suerte de la original, o sea, recaudar mucho con poca inversión.

2.00
Regular

Dejá tu comentario

Comentarios

Sol.Maria.Andrade.Romero comentó:

Actividad paranormal 2

2.500
"Regular (+)"

"Es una película con unsuspenso tenaz, pero no me gustó el final. Al principio creia que era documental, pero si cuenta una historia de una pareja que al dormir reciben presencia extrañas y empiezan a suceder cosas, pero no me gusto el final. Veanla."

Hace 3 anos · 3 votos · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder
jmdiaz_25 comentó:

Actividad paranormal 2

2.500
"Regular (+)"

"Una perdida de tiempo!!! La precuela de la 1ra parte... Los mismos efectos, x algunos momentos te imaginas + de lo q la película genera!!! Debe ser la ansiedad de q ocurra algo copado... es mucho pedirle a la historia!!!"

Hace 3 anos · 2 votos · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder
Goofy1978 comentó:

Actividad paranormal 2

3.500
"Buena (+)"

"Apela a algunos recursos usados ya en la primera entrega, pero lo hace de forma tal que crea un contexto para ésta (es mayormente una precuela) y también le amplía el desenlace. Si bien conserva el estilo narrativo, es evidente que el éxito de la primera película hizo posible una producción de mayor calidad esta vez. por supuesto, habiendo visto la primera, es imposible que ésta alcance aquellos niveles de sorpresa."

Hace 3 anos · 2 votos · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder

Películas en cartelera

Los Caballeros del Zodiaco

de: Keiichi Sato
con: Kaito Ishikawa, Kenji Akabane

En El Tornado

de: Steven Quale
con: Richard Armitage, Sarah Wayne Callie

Comando Especial 2

de: Philip Lord, Chris Miller
con: Jonah Hill, Channing Tatum

Yo, mi Mamá y Yo

de: Guillaume Gallienne
con: Guillaume Gallienne, Françoise Fabian

Dos vidas

de: Georg Maas, Judith Kaufmann
con: Juliane Köhler, Ken Duken

Ver más »

Tus amigos en Cinefis