Calificá esta película
Calificá esta película
Tu calificación es
Modificá tu calificación
 

Sinopsis

Basada en la obra homónima del periodista inglés Jon Ronson. Bob Wilton, es un reportero enviado a Irak que podría conseguir la historia de su vida cuando conoce a Lyn Cassady, un hombre que asegura ser un soldado psíquico, entrenado por el ejército de los EE.UU. para usar su mente como un arma.

Ficha técnica

Género Comedia, Guerra
Título Original The Men Who Stare at Goats
Director Grant Heslov
Protagonistas George Clooney, Ewan McGregor, Kevin Spacey, Jeff Bridges, Stephen Lang, Stephen Root, Robert Patrick, Tim Griffin, Rebecca Mader, Waleed F. Zuaiter, Nick Offerman
Año de producción 2009
Duración 94 minutos.
MPAA rating R - Restringido. Los chicos menores de 17 años deben estar acompañados por sus padres o por un adulto
Productor BBC Films, Smoke House, Overture Films
Guionista Peter Straughan (Book: Jon Ronson)
País Estados Unidos · Estados Unidos Reino Unido
Calificación de la comunidad
(Basada en 349 personas)
Calificación de la prensa
(Basada en 9 críticos)
Ultima modificación jev233 (Hace 5 anos)

Críticas de la prensa

Escribiendo Cine - Ezequiel Boetti (Argentina)

Que la traducción no engañe: The Men Who Stare at Goats (2009)-literalmente Los hombres que miran a las cabras- está lejos de las implicancias cómicas y veraniegas que el inexacto Hombres de mentes propone. Más cerca de la crítica solapada de Tres Reyes (Three Kings, 1999) que la guerra como marco para el absurdo de M.A.S.H (1972), la adaptac ... Leer más Que la traducción no engañe: The Men Who Stare at Goats (2009)-literalmente Los hombres que miran a las cabras- está lejos de las implicancias cómicas y veraniegas que el inexacto Hombres de mentes propone. Más cerca de la crítica solapada de Tres Reyes (Three Kings, 1999) que la guerra como marco para el absurdo de M.A.S.H (1972), la adaptación cinematográfica del libro homónimo escrito por el británico Jon Ronson alcanza el punto máximo con un binomio protagónico absolutamente desatado.

Hastiado del ninguneo de su mujer, quien lo deja por su editor, el periodista Bob Wilton (Ewan McGregor) viaja a la conflictiva Irak más para la certificación ajena de su providez que por amor al oficio en sí. Allí descubre una historia que, según cree, lo catapultará a la tapa y, por qué no, a los brazos de su amada: el Nuevo Ejército de la Tierra, una combinación de artes bélicas con espiritualismo que aspira a revolucionar el combate armado.

La película del también actor Grant Heslov oscila entre la comicidad de sus criaturas que la habitan, con la aterradora posibilidad de que existen soldados no sólo capacitados para matar, sino también para controlar las mentes ajenas. No es casual, sí causal, que la génesis del comando radique en la guerra de Vietnam, tierra de los alucinógenos y el libertinaje de consumo pero también tumba de millones de civiles; y que el film opte por amenizar una investigación publicada en 2005 (previamente adaptada a TV) donde se devela la experimentación esotérica y espiritista del ejército norteamericano. De allí su título: la mente es tan poderosa que alcanza sólo mirada fulminante para que una cabra caiga literalmente redonda.

Hombres de mentes es un virtual engendro entre la alienación de Nacido para matar (Full Metal Jacket, 1987), la gracia involuntaria patinada con una leve crítica de Tres Reyes (Three Kings, 1999) o la directo a DVD Guerra S.A (War, Inc., 2008) y el humor físico tenido de negro de los hermanos Joel y Ethan Coen: la gesticulación que se presume sutil y ínfulas de sapiencia del Lyn Cassady de George Clooney lo hermana con el Chad Feldheimer de Brad Pitt en Quémese después de leerse (Burn after reading, 2008), donde por esas casualidades de Hollywood, también participaba el protagonista de Syriana (2005).

Pero si Clooney se consolida como un actor de una enorme plasticidad y de movimientos mínimos pero de grandes implicancias, el cada día más grande (y redondo) Jeff Bridges está más allá de cualquier marcación actoral posible. El ganador del Oscar a Mejor actor por Loco Corazón (Crazy Heart, 2009) inunda la pantalla con el creador del movimiento, un Coronel Hippie de colita de caballo, harapos sobre el cuerpo y aire desenfadado. Camina desgarbado, lento, con los pies pesados, como en un metamundo alucinado donde no impera tiempo más que estipulado por el cuerpo.

Película de comicidad involuntaria, por momentos política y por otros irreverente, Hombres de mentes es una auténtica rareza en una cartelera cada día más acostumbrada a las fórmulas probadas, casi tan rara como su nombre.

3.00
Buena

El multicine - Antonio G. Armas (España)

El periodista Bob Wilton está detrás de su próxima gran historia, cuando se cruza con Lyn Cassady, un personaje misterioso que proclama ser parte de una unidad militar experimental norteamericana. Según Cassady, este Ejército de la Nueva Tierra está cambiando las tácticas de combate. Se trata de una legión de Guerreros Monje que posee una s ... Leer más El periodista Bob Wilton está detrás de su próxima gran historia, cuando se cruza con Lyn Cassady, un personaje misterioso que proclama ser parte de una unidad militar experimental norteamericana. Según Cassady, este Ejército de la Nueva Tierra está cambiando las tácticas de combate. Se trata de una legión de Guerreros Monje que posee una serie de poderes sin parangón, tales como leer la mente del enemigo, atravesar paredes o incluso matar una cabra con tan sólo mirarla fijamente. El fundador del programa, Bill Django, ha desaparecido y la misión de Cassady es encontrarle. Intrigado por las increíbles historias que narra este recién conocido, Bob decide impulsivamente seguirle. Cuando la pareja da con la pista de Django, se topan con un campamento de entrenamiento clandestino dirigido por un renegado vidente, Larry Hooper. El reportero se ve atrapado en mitad de una rencilla entre las fuerzas armadas de Django y la milicia personal de super soldados de Hooper. Para sobrevivir a esta salvaje aventura, Bob tendrá que burlar a un enemigo que jamás creyó que pudiera existir. "Los hombres que miraban fijamente a las cabras" está inspirada en el best-seller del mismo nombre de Jon Ronson, un revelador y a veces divertidísimo estudio sobre los intentos del gobierno de aprovechar las capacidades paranormales para combatir al enemigo.

Una curiosa comedia que usa como vehículo de su mensaje un programa militar que buscaba usar las capacidades especiales de ciertos seres humanos "dotados" como arma contra la URSS. Para de paso hacernos ver la futilidad de los usos militares y de las confrontaciones. Un reparto verdaderamente llamativo que cuenta con un George Clooney que sigue en su línea cómica más tibia. Entretenida.

3.00
Buena

Canal TCM - Sergi Sánchez (México)

Con este título, imposible no llamar la atención. Como estrategia de marketing, es inmejorable. Como síntesis del tono de la película, también. Porque esto es una sátira animada por el espíritu de los Coen y situada en la guerra de Irak (habría que empezar a analizar la rapidez con que el cine americano ha diseccionado sus traumas). Una sá ... Leer más Con este título, imposible no llamar la atención. Como estrategia de marketing, es inmejorable. Como síntesis del tono de la película, también. Porque esto es una sátira animada por el espíritu de los Coen y situada en la guerra de Irak (habría que empezar a analizar la rapidez con que el cine americano ha diseccionado sus traumas). Una sátira con las aristas limadas, benévola en su delirio.

Basada en el libro de no ficción del periodista Jon Ronson, Los hombres que miraban fijamente a las cabras documenta la existencia de una división del ejército americano donde los poderes paranormales sustituyen a las armas. Afiliada a una cierta filosofía 'new age', esta división resucita de los muertos con la intención de recuperar su buena onda en la guerra de Irak.

Ewan McGregor es el periodista que, en busca de nuevas emociones y de una historia que dé sentido a su cacareada profesión, se encuentra con el militar camuflado que es George Clooney. Ambos protagonizan, durante los dos primeros tercios de metraje, lo que es una 'road movie' en pleno desierto. Es un viaje simpático, como de Don Quijote y Sancho Panza, aunque en su transcurso el director, Grant Heslov, está a punto de frivolizar las torturas que se han convertido en marca registrada de la guerra de Irak.

La aparición de Jeff Bridges como cabeza visible de esta singular división militar nos hace pensar que, este año, también podría haber sido nominado al Oscar como mejor actor secundario. La historia de la creación de esa división, de las envidias y celos que se producen entre los oficiales con poderes telequinéticos, es bastante divertida.

Sin embargo, da la sensación que a la película le falta un propósito. Que se da por satisfecha con hacer cuatro bromas más o menos ingeniosas, con torcerle la sonrisa a Clooney, con ser demasiado consciente de sus propias gracias. Y a ratos tienes la sensación de que todos se lo han pasado muy bien rodándola, que han sido unas buenas vacaciones pagadas, y nada más.

3.00
Buena

Cine Premiere - V. Anderson (México)

Bob Wilton (Ewan McGregor), periodista norteamericano que trabaja en una misión en Irak, se topa con la mejor historia de su vida cuando conoce a Lyn Cassady (George Clooney), exmiembro de una unidad de elite del ejército gringo, el First Earth Battalion, que durante la década de 1980 fue designado para desarrollar y emplear poderes extrasensori ... Leer más Bob Wilton (Ewan McGregor), periodista norteamericano que trabaja en una misión en Irak, se topa con la mejor historia de su vida cuando conoce a Lyn Cassady (George Clooney), exmiembro de una unidad de elite del ejército gringo, el First Earth Battalion, que durante la década de 1980 fue designado para desarrollar y emplear poderes extrasensoriales en sus misiones. Originalmente reclutado por el fundador del grupo Bill Django (Jeff Bridges), un oficial que descubrió las drogas y la espiritualidad en Vietnam, Cassady se torna en el soldado con las habilidades paranormales más elevadas: tan enfocado está en sus poderes, que puede hacer que el corazón de una cabra se detenga con tan solo mirarla fijamente. Claro que lo que tenía que ver el asesinato de ese animal con traer la paz a la Tierra con medios no-violentos no resulta muy claro… no lo es ahí, ni en la película.

Todo resulta muy descabellado, como que el personaje de Bridges haya ido en una misión de reconocimiento con fondos militares para encontrar métodos de combate alternativo y regresara con la greña larga y ánimo hippie para tratar de venderle al gobierno conceptos de invisibilidad y telepatía para un grupo de “guerreros Jedi”. Es precisamente por esto por lo que este vistazo satírico, de buena manufactura e inteligente a un episodio locochón de la vida real, y que involucra al ejército norteamericano, podría apelar al menos a la audiencia liberal y antiguerra, especialmente en el actual ambiente político. Pero a pesar del eslogan “Aquí, más de lo que quisieras creer es cierto”, la campaña de promoción fue poco exitosa. No se logró transmitir elemento “la verdad es más rara que la ficción” al grupo demográfico adecuado y es así que este deliciosamente extraño filme se descarriló en su lanzamiento limitado en los cines de la Unión Americana.

Pero si el distribuidor no sabía bien a bien qué hacer con este filme, quizá algo de la culpa yace en el hecho de que tampoco lo sabía el director primerizo Grant Heslov, quien también funge de coproductor junto con Clooney (fue su coguionista y coproductor en Buenas noches y buena suerte). En esta cinta, basada en el libro homónimo de Jon Ronson, hay tantos elementos verdaderos tan exquisitamente absurdos que Heslov parece olvidar que a veces se necesita un hilo cohesivo para juntarlo todo. No importa tanto –cualquier adicto a las noticias políticas o fan de películas como Dr. Strangelove encontrará aquí un raro deleite–, especialmente en la interpretación de Clooney, de textura traicionera, como el hombre que observa a las cabras y la de Kevin Spacey como su némesis.

–Vera Anderson

3.00
Buena

Alohacriticon.com (España)

Película basada en un libro de Jon Ronson. Guión de Peter Straughan (“Nueva York Para Principiantes”, “Mrs. Ratcliffe’s Revolution”). Con producción de George Clooney.

El periodista Bob Wilton (Ewan McGregor) cree haber dado con la noticia de su vida cuando encuentra a Lyn Cassady (George Clooney), militar estadounidense que afirma ... Leer más Película basada en un libro de Jon Ronson. Guión de Peter Straughan (“Nueva York Para Principiantes”, “Mrs. Ratcliffe’s Revolution”). Con producción de George Clooney.

El periodista Bob Wilton (Ewan McGregor) cree haber dado con la noticia de su vida cuando encuentra a Lyn Cassady (George Clooney), militar estadounidense que afirma haber formado parte de un equipo de élite destinado a Irak que emplea poderes paranormales para derrotar al enemigo.

Farsa producida y protagonizada por George Clooney. La narración se establece desde la perspectiva de Ewan McGregor quien narra con puntual voz en off y en flashback una curiosa sucesión de hechos en ambiente militar.

Al margen de la base de farsa con trazos de sátira, la película maneja el clásico tema de introducir a un personaje vulgar en un suceso extraordinario gracias al que modifica y/o supera ciertas desconfianzas y/o miedos.


La historia no da para mucho y cómicamente es irregular, hilvanando diversas viñetas con tono irónico y con propósito de rareza. Se sirven del humor físico y de las parodias new age sobre nuevas metodologías bélicas.
Para sus chistes fuerza la excentricidad de algunas caracterizaciones chuscas que nos retrotraen a la época hippie-psicodélica de finales de los 60, pasan por las ofensivas bélicas de los 80 y llegan hasta el Irak actual. En tal trayecto no faltan canciones conocidas, sean de Supergrass, Dusty Springfield, Boston o los Small Faces.

La cinta enlaza rasgos de “Hair” con sátiras literarias tipo Kurt Vonnegut o cinematográficas estilo “Teléfono Rojo: Volamos Hacia Moscú” de Kubrick, aunque su resultado, bastante menor, se encuentre a años luz de esta última película.

2.00
Regular

La Nación - M. Stiletano (Argentina)

Hombres de mentes se abre con la imagen de Stephen Lang ?aquel duro combatiente que se convertía en el villano de Avatar? estrellándose contra la pared de una oficina. Como en el film de James Cameron, aquí también viste uniforme militar; pero al mismo tiempo tiene la mirada perdida y un agobio que sólo podrá mitigarse si alcanza el improbabl ... Leer más Hombres de mentes se abre con la imagen de Stephen Lang ?aquel duro combatiente que se convertía en el villano de Avatar? estrellándose contra la pared de una oficina. Como en el film de James Cameron, aquí también viste uniforme militar; pero al mismo tiempo tiene la mirada perdida y un agobio que sólo podrá mitigarse si alcanza el improbable logro de atravesar ese muro y pasar al otro lado.

Estamos ante una sátira que apuesta decididamente por el absurdo. Y el escenario de ese juego es la guerra de Irak, vista aquí con un espíritu burlón que no disimula de entrada ácidas críticas sobre el papel de Estados Unidos en el conflicto.

En la anécdota se mezclan un periodista resuelto a viajar al frente de guerra tras un despecho amoroso, un antiguo oficial que cumple misteriosas tareas encubiertas, una misión enigmática en medio del desierto y, por sobre todo, el arma secreta de triunfo en la batalla: un batallón de "guerreros Jedi" adiestrados por un ex hippie y dotados de fuerza espiritual para ganar la batalla con el amor y el poder de la mente, gracias al cual podemos matar una cabra después de mirarla fijamente, tal como lo sugiere el título original.

Del promisorio comienzo viajamos a una mezcla tan confusa y desconcertante como las idas y vueltas en el tiempo que propone el relato. Para anudarlas, Heslov recurre a explicaciones alambicadas y situaciones que sólo consiguen con cuentagotas un efecto humorístico. La expresión desganada de Jeff Bridges es la mejor ilustración de este relato que navega a la deriva entre los hermanos Coen (el personaje de Clooney parece salido de uno de sus trabajos con el dúo) y el recuerdo de la insuperable MASH.

Marcelo Stiletano

2.00
Regular

Reforma - E. Diezmartínez (México)

En los minutos iniciales de Hombres de mentes (The Men Who Stare at Goats, EU, 2009), el combatiente psíquico Skip Cassady (George Clooney) le informa al ocioso periodista Bob Wilton (Ewan McGregor) acerca de un plan secreto del gobierno estadounidense a través del cual están preparando un ejército de invencibles guerreros jedi. McGregor, quien ... Leer más En los minutos iniciales de Hombres de mentes (The Men Who Stare at Goats, EU, 2009), el combatiente psíquico Skip Cassady (George Clooney) le informa al ocioso periodista Bob Wilton (Ewan McGregor) acerca de un plan secreto del gobierno estadounidense a través del cual están preparando un ejército de invencibles guerreros jedi. McGregor, quien encarnara a Obi Wan Kenobi en la segunda trilogía de Star Wars pregunta, con la cara más inocente posible: '¿qué es un guerrero jedi?' Difícil aguantar la carcajada. Por desgracia, pasa un buen tiempo antes de que la trama, basada en un reportaje escrito por el periodista Jon Ronson, nos ofrezca otro momento igual de inspirado. Al inicio del segundo largometraje dirigido por el actor y productor Gran Heslov, se nos informa que mucho de lo que veremos está basado en la realidad. En efecto: aunque parezca mentira, el gobierno de Estados Unidos tuvo alguna vez la idea de experimentar con poderes 'paranormales', de tal forma de ser 'la primera superpotencia en manejar súper poderes'. Por desgracia, Hombres de mentes es más una buena puntada que una buena película. Si resiste el palomazo es porque su prestigiado reparto saca agua cómica de las piedras de un muy inconsistente guión. Así pues, he aquí al imponente Stephen Lang auto-parodiándose como un temible halcón más fanatizado que su contraparte de Avatar (Cameron, 2009). Prepárese a sostener la sonrisa cada vez que Jeff Bridges aparezca interpretando una versión apenas un poco menos pachorruda que su Dude de Identidad Peligrosa (Hermanos Coen, 1998). Y confirme, de pasada, la impecable vis cómica de George Clooney, quien tiene al mejor patiño posible en un serio Ewan McGregor, sobre todo en la hilarante escena en la que el primero le enseña al segundo la letalidad de un arma dizque inofensiva. O en la sesión de entrenamiento defensivo, que parece haber salido de un viejo sketch de Monty Python. El problema es que en los pocos momentos en los que Hombres de Mentes funciona, nos hacer recordar sátiras similares mucho mejores –Doctor Insólito (Kubrick, 1964), por ejemplo- que nunca recurrieron al fácil recurso del uso de drogas para subrayar la locura militar. No se necesita LSD para vestir de uniforme.

2.00
Regular

Criticalia - Francisco Casado López (España)

Según se dice al inicio, esta película es más real de lo que pueda parecer y en algún lugar hemos leído que tiene más de verdad que de ficción. Adapta el libro escrito por Jon Ronson basado en los reportajes de la BBC acerca de la unidad militar norteamericana Ejército de la Nueva Tierra, creada en los años 70 para aplicar la parapsicolog ... Leer más Según se dice al inicio, esta película es más real de lo que pueda parecer y en algún lugar hemos leído que tiene más de verdad que de ficción. Adapta el libro escrito por Jon Ronson basado en los reportajes de la BBC acerca de la unidad militar norteamericana Ejército de la Nueva Tierra, creada en los años 70 para aplicar la parapsicología a las técnicas de guerra con la que se pretendía vencer al enemigo dominándolo con el simple poder de la mente. A veces con observar la realidad se puede sacar el argumento de la más loca de las comedias, y así ocurre con esta historia real en buena parte de la misma.
El periodista Bob Wilton, tras tener problemas con su esposa, que le cree un fracasado, conoce a Lyn Cassady, con quien se va a la guerra para comprobar sobre el terreno lo alucinante del relato que le ha contado acerca de los poderes de la mente y su aplicación al ejército, para demostrar a su mujer que puede triunfar en su profesión.
Al salir de la proyección de esta chiflada comedia, uno piensa en qué manos estamos, con estos locos americanos que se les ocurren ideas tan descabelladas, tan sin sentido por muy avanzado que se quiera ser, adoptando las más modernas técnicas bélicas. Film independiente, dirigido por Grant Heslov, habitual actor secundario y guionista de la interesante “Buenas noches y buena suerte”, con el que hace su debut en la realización amparado por su amigo George Clooney, que no ha tenido inconveniente en ponerse al frente de los estupendos actores que componen su reparto, aceptando interpretar tamaño desvarío.
Comedia surrealista, con varias situaciones cómicas, vistas en el tráiler, y poco más, que pretende ser una ácida sátira sobre las excentricidades del ejército americano y una dura crítica del belicismo de la etapa de Bush. Cinta desconcertante para el espectador atraído por su cabecera de reparto o quizá por la locura de su tan surrealista como disparatado título, que en su argumento juega con la paranoia de algunos militares yanquis.
El problema es que esto no hay quien se lo trague por muy real que fuera, por mucho tono de comedia que se le quiera dar, porque el guión no extrae todo el jugo que pudieran tener sus alocadas situaciones, la puesta en escena del novato Grant Heslov no ayuda a su logro y los que se han debido divertir son los actores, y no el público que paga por ver esta tomadura de pelo.

1.00
Mala

La Segunda - Andrés Nazarala R. (Chile)

"HOMBRES DE MENTES" se llama la película que hace gala del absurdo también con su título original: "Los hombres que miran fijamente a las cabras".

Una sátira que sedujo a George Clooney, que produce y protagoniza esta cinta basada en el best-seller realista de Jon Ronson. Filme que tiene "más de verdad de lo que Ud. podría creer", según a ... Leer más "HOMBRES DE MENTES" se llama la película que hace gala del absurdo también con su título original: "Los hombres que miran fijamente a las cabras".

Una sátira que sedujo a George Clooney, que produce y protagoniza esta cinta basada en el best-seller realista de Jon Ronson. Filme que tiene "más de verdad de lo que Ud. podría creer", según advierten para comenzar.

El reportero Bob Wilton (Ewan McGregor) está en busca de una buena historia cuando se encuentra con Lyn Cassady (Clooney), un extraño líder de una legión de "monjes guerreros" con el que se embarca en una travesía rumbo a Iraq.

"Hice lo que la mayoría de los hombres cuando una mujer le parte el corazón: me fui a la guerra", había anunciado Bob y, lo que se insinúa como una aventura al mejor estilo Rafa Cavada, termina por introducirlo en la leyenda del Nuevo Ejército de la Tierra, soldados entrenados para desarrollar poderes síquicos que les permiten traspasar paredes o paralizarles el corazón a los animales con tan sólo mirarlos.

Un relato que es pura ironía al Ejército norteamericano (y a toda disciplina new age ), donde lo más hilarante queda a cargo de Clooney, que se luce interactuando con los únicos que le hacen el peso: Bill Django (Jeff Bridges), un ex hippie convertido en gurú militar y Larry Hooper (Kevin Spacey), su archienemigo.

La cinta transita por descabelladas anécdotas con un ritmo que ya probó Grant Heslov (coguionista de "Buenas noches, buena suerte"), que provoca risas, pero que se diluyen en el chiste fácil. Aparece ese humor de tropezón que desata risas masculinas, de esos mismos que gozan al ver a McGregor enfrentado a su pasado Jedi (aunque es la constelación de estrellas hollywoodenses la que hace guiños a su propio currículum).

El director de fotografía es el ganador del Oscar, Robert Elswit ("Petróleo sangriento"), y actores como ellos son un deleite... pero el LSD siempre causa estragos.

IDEAL PARA: Algún seguidor del Método Silva que quiera poner a prueba su sentido del humor

Dejá tu comentario

Comentarios

mon28 calificó:

Buena

Me resultó interesante considerándola una sátira de cierto sector de estadounidenses hacia sí mismos. Las actuaciones buenas y el planteo interesante...

Hace 7 anos · Un voto · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder
Morpheo calificó:

Buena

La película merece un regular. Pero le doy un punto más por la originalidad, valentía del guión, y Obi Wan , perdón Ewan mc gregor

Hace 7 anos · Un voto · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder
Feli calificó:

Regular

bbizarra al extremo, si no fuera por el reparto que tiene no hubieran logrado tener una sala exhibiendola en las cadenas comerciales

Hace 7 anos · Un voto · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder

Películas en cartelera

Star Wars Episodio VIII

de: Rian Johnson
con: Daisy Ridley, John Boyega

La Navidad de las Madres Rebeldes

de: Jon Lucas, Scott Moore
con: Mila Kuni, Kristen Bell

Luna: una fábula Siciliana

de: Fabio Grassadonia, Antonio Piazza
con: Vincenzo Amato, Corinne Musallari

Algo Fayó

de: Santiago García Isler
con: Documental, Santiago García Isler

Good Time: Viviendo al límite

de: Ben Safdie, Joshua Safdie
con: Robert Pattinson, Ben Safdie

Ver más »

Tus amigos en Cinefis