Calificá esta película
Calificá esta película
Tu calificación es
Modificá tu calificación
 

Sinopsis

Basada en la historia real de un chico pobre de Bombay, Jamal Malik (Dev Patel), que se hace rico en la versión hindú del programa de televisión ¿Quieres ser millonario?. Jamal acude al concurso para impresionar a su amiga Latika de la que está enamorado. Después de la penúltima emisión del programa, el moderador Prem Kumar hace que Jamal sea detenido por la policía porque, según él, estaba haciendo trampa. Su justificación: ¿cómo un joven de tan sólo 18 años de edad y proveniente de una miserable barriada podría saber las respuestas a las preguntas? No fue sino después de unos cuantos golpes y ciertas descargas eléctricas que Jamal relataría las aventuras y desventuras de su infancia como huérfano junto a su hermano Salim, llena de incertidumbre, violencia, traición, amor y desamor, en los basureros de Mumbai y cómo cada circunstancia vivida encerraba en sí tanta sabiduría.

Ficha técnica

Género Drama, Romance
Título Original Slumdog Millionaire
Director Danny Boyle
Protagonistas Dev Patel, Saurabh Shukla, Jeneva Talwar, Rajendranath Zutshi, Anil Kapoor, Freida Pinto
Año de producción 2008
Duración 120 minutos.
Guionista Simon Beaufoy
Música A. R. Rahman
País Estados Unidos
Calificación de la comunidad
(Basada en 7101 personas)
Calificación de la prensa
(Basada en 6 críticos)
Ultima modificación eliimartin (Hace 2 anos)
Experta de esta película
walli walli es el experto de esta película con 8 puntos

Regístrate, suma puntos y conviértete en el experto de esta película

Críticas de la prensa

Cinenganos.com (México)

Jamal Malik, un joven de Mumbai, participa en el concurso "¿Quién quiere ser millonario?" y está cerca del premio final de 20 millones de rupias, con la nación entera atenta a lo que pase en la última pregunta. Con la sospecha de fraude en sus respuestas, Jamal es arrestado e interrogado, de modo que sabremos realmente qué hace ahí, y cómo ... Leer más Jamal Malik, un joven de Mumbai, participa en el concurso "¿Quién quiere ser millonario?" y está cerca del premio final de 20 millones de rupias, con la nación entera atenta a lo que pase en la última pregunta. Con la sospecha de fraude en sus respuestas, Jamal es arrestado e interrogado, de modo que sabremos realmente qué hace ahí, y cómo es que ha podido responder todas las fases previas.

Caen los créditos finales de Slumdog Millionaire y es imposible no sentirse bien y sonreír, maravillado con lo que hemos visto, con lágrimas mezcladas de alegría y de tristeza, de esas lágrimas inexplicables que salen de partes olvidadas, de esas regiones personales e internas pero globalmente entendidas, del niño pequeño que fuimos alguna vez, del adulto que comprende el proceso, del adolescente que se enamora irremediablemente y sin miedo a las consecuencias. ¡Qué gusto salir así del cine!, ¡Qué gusto saber que existen cintas que logran causar de tal modo tantas cosas y tal viaje emocional!

Preparémonos entonces para el viaje: tomemos té con leche y especias, robemos un poco del pan roti de los largos recorridos en tren, al tiempo que nos perdemos en el aroma a cúrcuma, comino, cilantro y cardamomo. El viaje, hay que decirlo, no será siempre hermoso o colorido como sari, y tampoco será cómodo: como en los clásicos de Dickens y en muchas de las historias de amor, habrá dolor, pobreza, miseria humana en todos los sentidos, esperanzas rotas y la certeza de que son pocos aquellos en los que podemos realmente confiar; habrá amor doloroso, amor de larga espera, amor robado, violencia e infancias vapuleadas.

Sin embargo, la recompensa puede ser muy valiosa, y aquí permítanme hablar con la ingenuidad de Jamal y con lugares comunes: el premio involucra la riqueza del amor, la de hacer lo correcto, la de amar a la familia. Porque, lo sabemos, Jamal ya es rico; el concurso -si responde correctamente- le dará además dinero.

¿Qué más decir, además de que dejen de lado todo para ir a las salas a ver esta maravilla? ¿Cómo expresar con palabras algo que ha de ser visto sin prejuicios, sin necesidad siquiera de saber de qué trata?

Y es que, lo sé, hay ocasiones en que los titulares de las críticas globales pueden confundir, pero en esta ocasión no hay nada oscuro en la apreciación general: Conmovedora, impactante, magistral; una cinta que atrapa, un tributo al amor, a la esperanza; una cinta para salir con más vida de la que se tenía antes de entrar a la sala. No importa cómo se diga, la idea es inequívoca: Slumdog Millionaire es una obra maestra.

Danny Boyle, el director (que ya dio de qué hablar a medio mundo con Trainspotting o La Playa) logró algo que seguramente superó todas las previsiones: convencernos de una historia que habla de lo universal, partiendo de un contexto local que al mismo tiempo integra la globalidad a través de un programa de TV mundialmente famoso y de los preceptos clásicos de las grandes historias (amor, drama, violencia, sexo, confianza, familia), y todo sin dejar de lado la idea de un viaje para el que se está predestinado, sin importar la religión de la que se hable.

Y es que, además de los valores narrativos del cine de melodrama clásico, y de mantener la coherencia visual habitual de sus películas (la persecución en la zona pobre, con los niños que corren, es tremenda), Boyle ha integrado verdades universales que aplican a cualquier ser humano, al tiempo que incluye una muestra de los problemas relacionados con las grandes ciudades y la marginación, pero sin olvidar que lo que nos está contando es una fábula donde el dolor y el amor coexisten con igualdad de fuerzas:.

Hacía mucho que no salía tan conmovido por una película, con lágrimas de alegría mezcladas con las de la congoja ante ciertas realidades, golpeado por la belleza de lo simple, por la magia del cine. En cierto modo, confieso que soy una perfecta víctima de estos temas de amor obsesivo, de amor idealista, del que duele y se llena de nostalgias, pero eso no me hace más receptivo o menos objetivo para valorar: los temas, ya lo dije, son universales, y las lágrimas que vi en la sala de cine no eran casualidad.

Con historias narradas en presente y en pasado, a través de saltos en los que podemos conocer la vida de Jamal y cómo es que sabe las respuestas se nos muestra un Mumbai de pobreza pero – gracias a los actores (en especial los niños más pequeños)- podemos sonreír y disfrutar pese a las distintas situaciones adversas que nos cuenta Jamal. En este sentido, el trabajo de adaptación hecho por el guionista, Simon Beaufoy (Full Monty), es impecable, llevándonos en una montaña rusa de emociones dirigidas de forma imparable a una colisión final que implica a Jamal, su hermano Salim y su eterno amor, Latika.

Como guinda para el helado emocional, la recomendación es que no salgan antes de los créditos: el cierre de la cinta incluye un número al estilo Bollywood: música, baile y color como recurso disimulado para dejar un sabor de boca aún mejor tras la joya que hemos contemplado, y disfrutar sin culpas.

Al salir de la sala, usen cualquiera de sus comodines o respondan libremente. Slumdog Millionaire gusta porque:

a) Es una obra maestra
b) Es maravillosa, convomedora y tremenda
c) Es una genial historia de amor y realidades
d) Estaba escrito que triunfaría.

La respuesta la sabemos todos.

5.00
¡Increíble!

Cines Argentinos (Argentina)

Slumdog es una película muy particular. Su relato y la historia que cuentan no es algo común. No llega a ser una Forrest Gump o una Benjamín Button, pero… casi casi de cierta manera.
Me gustó mucho esta película y el final creo que es el broche de oro a un muy buen relato. Pero lo mejor de toda la realización, es que Dany Boyle se ocupa de ... Leer más Slumdog es una película muy particular. Su relato y la historia que cuentan no es algo común. No llega a ser una Forrest Gump o una Benjamín Button, pero… casi casi de cierta manera.
Me gustó mucho esta película y el final creo que es el broche de oro a un muy buen relato. Pero lo mejor de toda la realización, es que Dany Boyle se ocupa de demostrar porque es necesario dar un Oscar a Mejor película y por separado a Mejor director. No se si Slumdog tiene que ser elegida como la mejor del año para la Academia de Hollywood, pero sin lugar a dudas el laburo de Boyle tiene que ser premiado, porque es descomunal.
No solo por la dirección sobre los actores, sino que fundamentalmente por su trabajo minucioso en la filmación, en la puesta de cámaras, en nutrir cada secuencia o situación con múltiples planos que demuestran que el cine es grandioso cuando un director ama la cámara como demuestra Boyle.
Será inevitable comparar algunas escenas con Ciudad de Dios, tanto por el uso de la cámara en mano como del entorno social y económico.
Mi referencia a Forrest Gump está dada por la recorrida en la vida del protagonista, con hechos muy particulares, aunque estos no pintorescos.
Las actuaciones son muy realistas, la fotografía es maravillosa y la musicalización acompaña correctamente.
Creo que lo mejor que tiene Slumdog entre todas las nominadas, es que no es una película que se haya hecho a mi parecer, como para “estar nominada”. Y es una alegría que la academia vea una historia y encima de este origen para considerarla de las mejores películas del año. Algo similar hicieron con el descomunal laburo de Robert Downey Jr en Una guerra de película. Creo que este año los de los Oscar se preguntaron un par de veces “¿Y por que nó?. Eso es para aplaudir.
Y también este año tenemos a directores que hacen películas distintas a sus antecedentes y que les sale bien, como es Boyle con esta y Fincher con Button. Eso asegura un muy buen futuro en el cine!
Por mi parte, Slumdog es una justa nominada al Oscar. Una película para disfrutar.

4.00
Muy Buena

Reforma (México)

Esta es la historia de un muchacho que no hacía trampas, que no era ningún genio y que no estaba particularmente bien educado. Si está a punto de ganar 20 millones de rupias en el concurso televisivo más visto en la India es porque da la casualidad de que sabe todo lo que se le pregunta. Slumdog Millionaire: Quisiera ser millonario (Slumdog Mil ... Leer más Esta es la historia de un muchacho que no hacía trampas, que no era ningún genio y que no estaba particularmente bien educado. Si está a punto de ganar 20 millones de rupias en el concurso televisivo más visto en la India es porque da la casualidad de que sabe todo lo que se le pregunta. Slumdog Millionaire: Quisiera ser millonario (Slumdog Millionaire, EU-GB, 2008), octavo largometraje del inquietísimo Danny Boyle (Tumba al ras de la Tierra/1995, Trainspotting/1996, Exterminio/2002) ya plenamente recuperado de sus tropiezos de hace una década, es una energética fábula bollywoodense que tiene un poco de todo, y todo lo tiene en la justa medida: sangre, llantos, muerte, risas, suspiros, suspenso, emoción y hasta mierda, pues en este colorido melodrama juvenil-amoroso, sumergirse en un depósito de heces puede ser visto como la última prueba de una determinación invencible. En Slumdog Millionaire... el amor está escrito, como en cualquier buen melodrama bollywoodense, en el destino de sus protagonistas. De hecho, si Jamal Malik (Dev Patel) ha entrado al citado concurso, no es por ganar el dineral ya señalado, sino por encontrar a su esquivo amor infantil Latika (Freida Pinto). Y si sabe todo lo que se pregunta es porque las respuestas están en su trágica niñez dickensiana. Así pues, si Jamal sabe qué carga en una de sus manos cierta diosa hindú, es porque la imagen de una niña disfrazada de esa diosa está ligada a la muerte de su mamá, asesinada en un vil linchamiento. Y si sabe el apellido del inventor del revólver es porque alguien le apuntó con una Colt en la cabeza. Y si sabe… Bueno, usted entiende: si Jamal puede responder con seguridad todas esas preguntas es porque todo lo que sabe le ha costado, dirían los clásicos, sangre, sudor y lágrimas. Boyle, como de costumbre, no da tregua al espectador: cortes rápidos en los que convergen pasado y presente, audaces encuadres bañados en una luminosa paleta de colores, movimiento constante en la experta cámara de Anthony Dod Mantle. Y si la imagen no descansa, menos la música: la pegajosa banda sonora de A.R. Rahman nos invita a bailar y, la verdad, eso quisiéramos hacer en el exultante desenlace, cuando todo el reparto se suelta, nomás porque sí, a mover el esqueleto. ¡Estamos en Bollywood!

Por Ernesto Diezmartínez

3.00
Buena

La Nacion (Argentina)

Jamal, un chico pobre de Bombay, se hace rico al concursar en la versión hindú del Show de TV ¿Quieres ser millonario? Después de la penúltima emisión del programa, el moderador Prem Kumar hace que Jamal sea detenido por la policía porque, según él, estaba haciendo trampa. Su justificación: ¿cómo un joven de tan sólo 18 años de edad y ... Leer más Jamal, un chico pobre de Bombay, se hace rico al concursar en la versión hindú del Show de TV ¿Quieres ser millonario? Después de la penúltima emisión del programa, el moderador Prem Kumar hace que Jamal sea detenido por la policía porque, según él, estaba haciendo trampa. Su justificación: ¿cómo un joven de tan sólo 18 años de edad y proveniente de un miserable barrio, podría saber las respuestas a las preguntas?

2.00
Regular

Dejá tu comentario

Comentarios

walli calificó:

Excelente

Increible película. Es algo fuerte pero realmente consigue llegarte al punto que terminas enamorandote en cierto modo de los personajes. Desde el principio estas tan metido en la pelicula que te molesta hasta el sonido de la respiración. EXCELENTE

Hace 3 anos · 4 votos · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder
Acrata comentó:

Slumdog Millionaire ¿Quién Quiere Ser Millonario?

4.000
"Muy Buena"

"Film que para mi, habla mucho sobre el karma y los caminos que uno puede elejir en la vida más alla de las adversidades.-

Muy Buena pelicula.-"

Hace 2 anos · 3 votos · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder
Acrata Se muestra la india cruda tal cual es, eso me pareció excelente.-
Hace 2 anos
mon28 calificó:

Muy Buena

Muy interesante como se muestran los entretelones de este tipo de programas televisivos, que tanto atrapan a inocentes personas que son utilizadas en beneficio de los productores.

Hace 4 anos · Un voto · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder

Películas en cartelera

El Sorprendente Hombre Araña 2

de: Marc Webb
con: Andrew Garfield, Emma Stone

Fermín

de: Hernán Findling , Oliver Kolker
con: Emilio Disi, Antonella Costa

El secreto de Lucía

de: Becky Garello
con: Carlos Belloso, Emilia Attía

Blancanieves

de: Pablo Berger
con: Daniel Giménez Cacho, Ángela Molina

Rio 2

de: Carlos Saldanha
con: Rodrigo Santoro, Anne Hathaway

Ver más »

Tus amigos en Cinefis