Calificá esta película
Calificá esta película
Tu calificación es
Modificá tu calificación
 

Sinopsis

Andy ingresa a la universidad y sus juguetes, se van a guardar dentro de un baúl. Woody los logra rescatar antes de que se los llevara el camion de basura, pero despues la mamá los lleva a la guarderia "Sunny Side" donde deben tratar de sobrevivir de descuidados niños de pre-escolar. Woody intenta salvar a sus amigos y hacerlos regresar con Andy antes de que se vaya a la universidad, pero las cosas se complican aún más cuando Buzz se daña durante un intento de fuga.

Ficha técnica

Género Aventura, Animación, Comedia
Título Original Toy Story 3
Director Lee Unkrich
Protagonistas Tom Hanks, Tim Allen, John Ratzenberger, Don Rickles
Año de producción 2010
Duración 103 minutos.
MPAA rating G - Audiencia general. Apto para todo público
Productor John Lasseter, Darla K. Anderson
Guionista Andrew Stanton, Michael Arndt
Música Gipsy Kings
País Estados Unidos
Calificación de la comunidad
(Basada en 30542 personas)
Calificación de la prensa
(Basada en 10 críticos)
Ultima modificación jev233 (Hace 3 anos)
Experta de esta película
Eugenia.Rodriguez Eugenia.Rodriguez es el experto de esta película con 16 puntos

Regístrate, suma puntos y conviértete en el experto de esta película

Críticas de la prensa

Crítica - Marcelo Pavazza (Argentina)

El reestreno de Toy Story 2 en su versión 3D es el último escalón antes de la llegada de la flamante tercera parte de la historia, en julio próximo. Al igual que sucediera con Toy Story, primera y seminal película de los estudios Pixar, el pase del film a la tecnología hoy tan a la moda no supone mayores cambios, pero sí comprende una puesta ... Leer más El reestreno de Toy Story 2 en su versión 3D es el último escalón antes de la llegada de la flamante tercera parte de la historia, en julio próximo. Al igual que sucediera con Toy Story, primera y seminal película de los estudios Pixar, el pase del film a la tecnología hoy tan a la moda no supone mayores cambios, pero sí comprende una puesta en valor de todo lo bueno que mostró diez años atrás. La cuestión, ante esta versión en 3D, es preguntarse qué aporta la nueva tecnología a una película que acumula méritos suficientes como para no necesitarla. La continuación de la saga que protagonizan los dos juguetes preferidos del niño Andy: el cowboy Woody y su compañero –casi rival en la primera parte– Buzz Lightyear, astronauta corajudo y leal, tiene una gran idea detrás, que se mantiene incólume: demostrar que la transitoriedad del goce por los juguetes no queda fijada a la infancia y sí al amor que se puede tener por ellos. En ese sentido, su visión en 3D está justificada, ya que les da una textura a estos muñecos que los hace aún más cercanos, con una entidad espacial que se adivina desde el primer momento, cuando Buzz aparece como protagonista de un videojuego. Sin humanizarlos, claro, que cuando Pixar cruza esa línea logra sus películas más desparejas (Cars). Éstos no son objetos ni personas: son juguetes vivos, ni más ni menos, capaces de comprender su misión en este mundo y encararla con valentía, aunque el olvido esté en el horizonte.

La historia funciona de maravilla, con la peripecia de Woody a punto de ser vendido a un museo junto a la vaquerita Jessie y el “oloroso” Pit, y finalmente rescatado del malvado coleccionista Al por sus chiches amigos. Como corresponde, con la aventura en primer plano y la tecnología detrás.

5.00
¡Increíble!

Escribiendo Cine - E. Obregon (Argentina)

Continuación de la saga con la que el estudio Pixar se consolidó como la más creativa y masiva factoría de animación, Toy Story 3 (2010) emociona gracias a un relato sensible y de irreprochable factura técnica.

Sobre el vínculo entre la maduración y la felicidad tratan ni más ni menos Toy Story (1995) y Toy Story 2 (1999). Abordan este ... Leer más Continuación de la saga con la que el estudio Pixar se consolidó como la más creativa y masiva factoría de animación, Toy Story 3 (2010) emociona gracias a un relato sensible y de irreprochable factura técnica.

Sobre el vínculo entre la maduración y la felicidad tratan ni más ni menos Toy Story (1995) y Toy Story 2 (1999). Abordan este tema a partir de la relación de un niño con sus juguetes, y la forma en la que estos juguetes animados se relacionan entre sí. Si bien se centran en el mundo infantil, lo hacen desde una perspectiva adulta. La magia del cine produce el encanto para que grandes y chicos se identifiquen, hecho que sucede en esta nueva entrega, potenciando las virtudes de las dos anteriores.

A primera vista el encanto del baquero Woody, el fortachón astronauta Buzz Lightyear, el dinosaurio Rex, el señor y la señora Papa, entre otros, sigue intacto. Tal vez porque el paso del tiempo ha demostrado algo que en la simple visión de las películas queda claro: el carácter de personajes bien definidos y a la vez plagados de ternura, reconocibles a partir de sus singularidades físicas pero también psicológicas. Virtud potenciada a través del procedimiento narrativo rector: son juguetes con vida, pero necesariamente deben simular un carácter inerte para que los niños sigan jugando con ellos y no reine el caos.

Fiel a la línea narrativa que despliegan las primeras entregas, el otrora niño Andy es un adolescente dispuesto a emprender su vida universitaria, en ese viaje iniciático por cierto tan estadounidense. Si antes los juguetes lograron re-conquistar la atención de su dueño, ahora las cosas se complican. Los destinos son dos: la basura o el ático. Y, como no podría ser de otra manera, esos destinos serán alterados por obra y gracia de los propios juguetes, enfrentados a la mutación del tiempo como los humanos, pero eternizados en un cuerpo inmutable. Esta inmutabilidad habilita a que la película reflexione sobre el consumismo y la relación entre cosa y afecto sin olvidar a la platea infantil, lo que no es poco. En una de las secuencias más conmovedoras, un teléfono de juguete revela la génesis de la maldad de un avejentado oso de peluche, figura cuasi-dictatorial de la guardería Sunny Side, a donde todos van a parar por motivos que no revelaremos. En ese relato insertado están condensados todos los temas del film, y con elogiable economía narrativa no sólo se describe la figura del abandono, sino –y lo que es más complejo- la ambigüedad del mal. Reflejo especular del mundo adulto, el mundo de los juguetes está regido por la idea de felicidad emergente de lo comunitario, forma de entender la vida y forma de asumir la razón de ser en la propia vida. La maldad del oso de peluche radica en el desprendimiento de esta comunidad, de allí que sea el resentimiento el que lo impulse a actuar en contra de los demás juguetes. Ojalá esta concisión narrativa existiera en todos los films animados.

Toy Story 3 es por sobre todas las cosas una película entretenida, con ética y estética propia. Si Shrek (la “otra” saga animada) se asfixia en su propia celebración, las estéticas que coexisten en el universo del film siempre son afines a la historia, no meros artilugios de la técnica. Una de las secuencias más desopilantes nos muestra a Ken (el novio de Barbie, ese metrosexual histérico) haciendo un patético desfile de su guardarropa. La imagen es pura comicidad, pero esta burla hacia lo camp (que en un punto ya de por sí es burla) aporta información funcional en virtud del devenir del personaje en el relato. [#4596 Toy Story 3] es -también- una película de contenido político, en tanto muestra cómo esta comunidad promueve diversas formas de poder. En un mundo capitalista e imperialista aún esperanzado por la figura de Obama, no es un dato menor que la película tematice sobre cómo merced a una imagen amigable y benefactora se puede producir un monstruo.

Vale la pena ver el film subtitulado, para apreciar las voces de Tom Hanks, Tim Allen, Joan Cusack y otros actores. ¿Vale la pena ver el film en 3D? El efecto es disfrutable, aporta mayor profundidad de campo, pero el mayor encanto está en el diseño de la animación.

Toy Story 3 es, finalmente, una experiencia emotiva que nos religa a nosotros (adultos) con nuestra propia infancia, y nos recuerda la fascinación que teníamos por los juguetes más allá de su valor económico, hasta el momento en el que –madurez mediante- los asumimos como simples cosas.

5.00
¡Increíble!

Radio Tu Vox - Carlos Sarmiento (México)

Solamente la magia de Pixar a través de Toy Story (sea el número que sea) puede lograr una buena película, y es que a pesar de que es una tercera parte, Toy Story 3 está a la altura de las otras dos anteriores, aunque ya no sorprenda tanto como la primera vez (pues los juguetes favoritos de Andy ya son conocidos y sabemos de antemano que se enf ... Leer más Solamente la magia de Pixar a través de Toy Story (sea el número que sea) puede lograr una buena película, y es que a pesar de que es una tercera parte, Toy Story 3 está a la altura de las otras dos anteriores, aunque ya no sorprenda tanto como la primera vez (pues los juguetes favoritos de Andy ya son conocidos y sabemos de antemano que se enfrentarán a diversas aventuras).

Toy Story 3 es una película obligada para casi cualquier familia, principalmente por las dos historias anteriores. A pesar de que la trama no es la mejor, ni la más interesante, la forma en que el director -Lee Unkrich- contó la historia, es realmente muy buena. Es una película de animación excelentemente bien hecha en cuestión tecnológica, está bastante bien contada, con personajes nuevos que dan un giro a la historia. Además muestra a un Woody y Buzz con escenas que van desde divertidísimas, hasta conmovedoras. Un filme que se desarrolla de una forma muy inteligente e interesante, un guión bastante bien ejecutado. Lo mejor de la película es la escena de baile de Buzz, sólo y/o con Jessie, la participación de Ken y Barbie en el filme en el que demuestran una “actuación” clave en la historia y la escena de la fundición del metal en el basurero municipal, en fin, uno y mil aspectos y detalles que fueron cuidados solamente como Pixar lo puede hacer.

La película es recomendable cien por ciento para toda la familia, desde menores, hasta abuelitos. Toy Story 3 no sólo muestra el crecimiento de Andy, sino también la madurez de Woody como líder en la historia; es un ejemplo de solidaridad, amistad, en el que exhibe la necesidad de evolucionar como persona, no sólo fisiológicamente, sino como ser humano, sea cual sea su nivel social, con el único fin de desarrollarse y crecer profesionalmente.

CINETEANDO. Todos los miércoles ahora de 7 a 8pm por www.radiotuvox.com

4.00
Muy Buena

Cine Premiere - C. Gómez Iniesta (México)

Andy está a punto de irse a la universidad. La mudanza pone nerviosos a los muñecos que, encerrados desde hace tiempo en un juguetero, piensan que irán a la basura ante el desinterés de su dueño. Este ataque de pánico hace que Woody, Buzz y sus amigos enfrenten la aventura más épica que les haya tocado vivir.

El miedo al abandono parecie ... Leer más Andy está a punto de irse a la universidad. La mudanza pone nerviosos a los muñecos que, encerrados desde hace tiempo en un juguetero, piensan que irán a la basura ante el desinterés de su dueño. Este ataque de pánico hace que Woody, Buzz y sus amigos enfrenten la aventura más épica que les haya tocado vivir.

El miedo al abandono pareciera similar al tema central de Toy Story 2. Sin embargo, el guión de Michael Arndt, quien con Pequeña Miss Sunshine demostró qué bien sabe retratar los conflictos de familia, logra darle a ésta una personalidad muy diferente que el episodio anterior. Es más madura, sin dejar de ser divertida. Toca temas como la libertad, la sexualidad, la otredad, para acabar poniendo muy en alto el gran valor de la amistad. Todos estos elementos para que el director Lee Unkrich haga de su primer trabajo en solo la aventura más trepidante y grande en cuanto interacción de personajes y locaciones. A ambos se les agradece que no se revuelquen en éxitos anteriores –no escucharán la frase clásica de Buzz, por ejemplo, pero hará cosas igual de hilarantes– y que cada juguete tenga un desarrollo a lo largo de la historia.

Técnicamente, es vicioso tratar de encontrar un error –desde la primera secuencia uno advierte lo que le espera. Los personajes conocidos recibieron un tratamiento para la alta definición y algunos nuevos se acercan cada vez más a la perfección de texturas–compruébenlo con Lotso, un oso de peluche pachón y con manchas de suciedad. Incluso los humanos han evolucionado en movimiento. Además, es de aplaudir que en el 3D no traten de basar su atractivo en persecuciones inútiles como muchas otras cintas se han acostumbrado. Lo usan para darle una carga dramática a las escenas que lo merecen.

Han pasado 15 años desde que Toy Story irrumpió como el primer largometraje animado hecho enteramente por computadora. Con tres capítulos, ellos han sido los únicos con la calidad moral para obligarse a subir la altura del listón en cuanto a calidad técnica y profundidad de guión. La posible conclusión de la saga no solamente te hará añorar a los juguetes que te han acompañado durante los mejores momentos de tu vida, sino que te recordará lo importante de conservar a tus amigos a lo largo de ella.

Un dato adicional. Hay que darle mención honorífica a Day & Night, cortometraje que antecede a la cinta. No se lo pierdan, mucho menos si la ven en 3D. Es excelente.

4.00
Muy Buena

La Nación - D. Batlle (Argentina)

Toy Story (1995) y Toy Story 2 (1999) fueron las películas que presentaron en sociedad la enorme categoría creativa de Pixar y significaron una revolución en términos de animación digital. Más allá del gran éxito comercial (el cowboy Woody y el guardián espacial Buzz Lightyear se convirtieron en personajes insoslayables del imaginario p ... Leer más Toy Story (1995) y Toy Story 2 (1999) fueron las películas que presentaron en sociedad la enorme categoría creativa de Pixar y significaron una revolución en términos de animación digital. Más allá del gran éxito comercial (el cowboy Woody y el guardián espacial Buzz Lightyear se convirtieron en personajes insoslayables del imaginario popular), ese díptico se convirtió en un clásico del cine de los años 90.

Más de una década después -y luego de haber concebido otras joyas como Monsters Inc., Los Increíbles, Ratatouille o WALL-E- , Pixar se animó a retomar aquella saga sobre los queribles juguetes del niño Andy. La apuesta parecía segura en términos monetarios (quién no querría reencontrarse con estos personajes, encima ahora con todo el despliegue tecnológico y el plus de las salas digitales 3D), pero también conllevaba el riesgo de frustrar a un público cada vez más exigente y menos dispuesto a admitir productos "en serie" que alimentan franquicias y fórmulas demasiado trajinadas. En este sentido, puede sostenerse con toda convicción que Toy Story 3 es un nuevo triunfo artístico del equipo liderado por John Lasseter, hoy mandamás de la animación de todo el grupo Disney.

Esta tercera entrega transcurre en la actualidad y, por lo tanto, Andy ya no es un niño de 6 años sino un adolescente de 18 que está a pocas horas de abandonar la casa familiar y trasladarse a la universidad. El joven debe vaciar su habitación y el dilema pasa entonces por dónde ubicar sus viejos juguetes. Si bien decide llevarse a Woody al college y dejar al resto en el ático, finalmente todos terminarán en una guardería liderada por un oso cariñoso llamado Lotso y llena de ávidos niños. Lo que en principio aparece como un destino ideal para ellos se convertirá pronto en una prisión, un infierno en el que el aparentemente dulce y encantador Lotso se transformará en despótico dictador.

Los múltiples personajes de los dos primeros capítulos quedan reducidos aquí a una docena, aunque ahora se agregan otros y hasta tienen una participación importante (y bastante justificada en términos dramáticos) la mismísima Barbie y su compañero Ken. Los encargados de comercializar el merchandising, por supuesto, estarán de parabienes con semejante inclusión.

Más allá de algunas escenas de persecuciones que alargan un poco la narración promediando el relato, el trabajo de Lee Unkrich (codirector de Toy Story 2, Monsters Inc. y Buscando a Nemo ) es impecable; la película tiene ritmo, belleza, sensibilidad, humor (físico y en sus diálogos), intensidad, emoción y hasta elementos propios de los más diversos géneros, desde el western hasta el cine de terror.

Como siempre, los creadores de Pixar utilizan la tecnología (y los efectos 3D) de manera sutil, funcional, sin estridencias. Para ellos, se sabe, lo esencial es siempre contar una buena historia para todos los públicos. Y en este esperado regreso de Buzz y Woody a la gran pantalla lo han conseguido una vez más.

Diego Batlle

4.00
Muy Buena

Dejá tu comentario

Comentarios

Hada.Luna comentó:

Toy Story 3

3.500
"Buena (+)"

"DICEN K LAS 2° Y 3° PARTES NO SON BUENAS PERO ESTA DEFINITIVAMENTE SI!!! ME ENCANTO"

Hace 2 anos · 4 votos · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder
Mireya.Cruz.Soriano comentó:

Toy Story 3

5.000
"Increíble"

"Hahahaha! ese Andy !! como ha crecido!!, me gussto! es un ´muñeco´ jajaja!, apoco no?, ni kien se me oponga a eso!! jajaja!"

Hace 3 anos · 4 votos · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder
Eugenia.Rodriguez comentó:

Toy Story 3

"mis sobrinos veian esa pelicula y la ke termino llorando fui yooooo¡¡¡ hermosa¡¡ fabulosa y bella pelicula¡¡ me encanto¡¡
"

Hace 3 anos · 2 votos · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder

Películas en cartelera

12 Horas Para Sobrevivir

de: James DeMonaco
con: Frank Grillo, Michael K. William

Lore

de: Cate Shortland
con: Saskia Rosendahl, Nele Treb

Aviones 2: Equipo de Rescate

de: Roberts Gannaway
con: Dane Cook, Ed Harri

El Planeta de los Simios: Confrontación

de: Matt Reeves
con: Andy Serki, Jason Clarke

Transformers 4

de: Michael Bay
con: Frank Welker, Miguel Ferrer

Ver más »

Tus amigos en Cinefis