Calificá esta película
Calificá esta película
Tu calificación es
Modificá tu calificación
 

Sinopsis

X-Men: First Class’ narra la juventud del profesor Xavier y Eric Lensherr (Magneto) antes de que estalle su rivalidad, cuando aún estaban descubriendo sus poderes; una época en la que colaboraron juntos, ayudados por otros mutantes (algunos ya vistos, otros nuevos) para combatir la mayor amenaza que el mundo ha conocido.

Ficha técnica

Género Acción, Drama
Título Original X-Men: First Class
Director Matthew Vaughn
Protagonistas Kevin Bacon, James McAvoy, Rose Byrne, Oliver Platt, Rade Serbedzija, Jason Flemyng, Michael Fassbender, January Jones, Jennifer Lawrence, Nicholas Hoult, James Remar, Michael Ironside, Bill Milner, Matt Craven, Edi Gathegi, Morgan Lily, Lucas Till, Laurence Belcher, Caleb Landry Jones, Zoë Kravitz
Año de producción 2011
Duración 132 minutos.
MPAA rating PG-13 - Aviso para los padres. Este material puede ser inapropiado para niños menores de 13 años
Productor Bryan Singer, 20th Century Fox
Guionista Ashley Miller, Zack Stentz
País Estados Unidos
Calificación de la comunidad
(Basada en 6591 personas)
Calificación de la prensa
(Basada en 4 críticos)
Ultima modificación pabs (Hace 5 meses)
Experto de esta película
guillermo.enciso2 guillermo.enciso2 es el experto de esta película con 10 puntos

Regístrate, suma puntos y conviértete en el experto de esta película

Trailer

Críticas de la prensa

Página 12 - H. Bernades (Argentina)

Cómo resucitar una saga languideciente
El director responsable de Kick-Ass encontró la manera de seguir contando la historia de los mutantes con un regreso al mismísimo origen, el campo de concentración nazi donde Magneto y Xavier descubren sus poderes. Kevin Bacon se luce en su rol de villano.

Un año atrás, en el film de culto Kick-Ass, ... Leer más Cómo resucitar una saga languideciente
El director responsable de Kick-Ass encontró la manera de seguir contando la historia de los mutantes con un regreso al mismísimo origen, el campo de concentración nazi donde Magneto y Xavier descubren sus poderes. Kevin Bacon se luce en su rol de villano.

Un año atrás, en el film de culto Kick-Ass, el británico Matthew Vaughn armaba y desarmaba, con gusto de metalingüista pop, el mundo de spándex, disfraces y accesorios que habitan no sólo los superhéroes, sino también sus fans. La película llamó la atención lo suficiente como para que, puestos a relanzar una serie que parecía agotada, los productores de X-Men lo pusieran a él al frente del asunto. Buena decisión. En X-Men: Primera generación Vaughn recupera –como quien repasa a toda velocidad, en un par de horas, buena parte de la cultura pop del último siglo– las bases de la serie de Marvel Comics, jugando con la iconografía del comic como lo había hecho en Kick-Ass. Aunque con algunos cientos de millones de dólares más, claro.

De Kick-Ass, Vaughn se trajo a la coguionista, Janet Goldman, completando el equipo de escritores con el tándem integrado por Ashley Miller y Zack Stentz, provenientes de las series Fringe y Terminator: The Sarah Connor Chronicles. A la hora de apretar el botón de refresh, los cuatro recurren al mismo nuevo-viejo recurso de Batman inicia y Superman regresa: el regreso al origen. Claro que en este caso se trata no sólo de un regreso al origen de los héroes, sino de la propia saga en su totalidad. Primera generación se abre donde comenzaba la primera X-Men: en un campo de concentración nazi. Y transcurre casi íntegramente a comienzos de los ’60, cuando la historieta original comenzó a publicarse. Ambas decisiones permiten reconectar la saga con una de las vetas más distintivas del arte de su creador, Stan Lee: la fusión entre lo hiperficcional a la enésima (el mundo de los superhéroes, con su despliegue de dotes extraordinarias, entre disfraces y colores pop) y lo histórico-real en su vertiente más trágica, trátese del exterminio nazi o la crisis de los misiles cubanos.

En el centro mismo de la cuarta X-Men, un archivillano a quien Kevin Bacon –de rompe y raja– le saca todo el jugo posible. Oberkampführer cínico y refinado, el Schmidt de Bacon es capaz de jugar a una moneda la vida de una prisionera judía, haciéndole pagar por ella a su hijo. Que no es otro que el futuro Magneto, cuando niño. Es en un campo de exterminio que el futuro líder de los mutantes rebeldes descubre sus poderes telekinéticos y la razón para usarlos: vengar a la madre. Si lo de Erik es la telekinesis, lo del niño rico Charles Xavier –par, amigo, socio y en el futuro, rival– es la telepatía, tal como lo prueba en el muy british palacete de su familia. Salto a 1962. En plena paranoia nuclear de la Guerra Fría, la CIA decide armar una división mutante, poniéndola en manos de Xavier, por entonces un scholar menos que treintañero. Mientras tanto (¡qué sería de la historieta sin el “mientras tanto”!), ese demonio de Schmidt, transmutado bajo el alias de Sebastian Shaw, arma su propio equipo de mutantes malos, convenciendo al enemigo de instalar ojivas nucleares en... Cuba, of course.

En su primera mitad, Primera generación luce un encabalgamiento de peripecias digno de un serial, de esos de hace un siglo. Como rampas de lanzamiento, los cortes de montaje disparan la acción en todas direcciones. No se trata del vértigo sin cabeza con que Hollywood busca seducir todas las semanas al público adolescente, sino de verdadera bulimia narrativa, producto del placer que Vaughn & Cía. ponen en coser y descoser la tradición no sólo del superhéroe, del comic, del serial, de las formas más pop de la aventura. Producto de ello, durante su primera hora X-Men 4 es pura desfachatez, puro juego, puro Rocambole. Una desfachatez tan desprejuiciada, que confunde sin pudores Villa General Belgrano con Villa Gesell (sí, una secuencia entera transcurre en una Gesell nazi, montañosa y lacustre). Supervisados por el primus inter pares John Dykstra (el de La guerra de las galaxias, la primera Viaje a las estrellas, la primera El hombre araña), los efectos visuales no apuntan al exhibicionismo hueco sino a la máxima elocuencia dramática: ver por ejemplo el miniapocalipsis telekinético que desata Magneto niño en la oficina y sala de torturas de Schmidt.

Gobernando con aire de dandy la vida y la muerte de los prisioneros del campo, piloteando en frac un yate de lujo o planeando cómo hacer pelota el mundo mientras toma un drink con una rubia, el Sebastian Shaw de Vaughn & Bacon parece un blend del jerarca nazi de Bastardos sin gloria con cualquier archivillano Bond, batido con granizado Jim West. A partir de la hora de proyección es posible advertir, sin embargo, que cuando Bacon deja de freírse en escena, todo ese burbujeo inicial tiende a disolverse, con mutantes buenos poco desarrollados y mutantes malos poco interesantes. Pero en esa primera hora hay más disfrute que en un semestre entero de estrenos hollywoodenses. Dentro de un elenco que confirma que uno de los fuertes de la saga siempre ha sido el casting, cabe destacar el hallazgo de hacer de la rubia January Jones, gélida versión de Doris Day en la serie Mad Men, una mutante perversa, literalmente de hielo, que no podía sino llamarse Emma Frost. Emma Escarcha, en castellano.

3.50
Buena (+)

Otros Cines - Martina Hirsch (Argentina)

A la "fórmula" de llevar a la pantalla superhéroes del cómic, se le ha sumado una segunda "subfórmula" que consiste en -luego de un par de entregas normales- filmar la precuela; es decir, contar la historia previa de los personajes. De eso se trata Primera Generación: mostrar cómo surgieron los mutantes, cómo fueron desarrollando sus poderes ... Leer más A la "fórmula" de llevar a la pantalla superhéroes del cómic, se le ha sumado una segunda "subfórmula" que consiste en -luego de un par de entregas normales- filmar la precuela; es decir, contar la historia previa de los personajes. De eso se trata Primera Generación: mostrar cómo surgieron los mutantes, cómo fueron desarrollando sus poderes y cómo fue que se dividieron en dos bandos: los X-Men del Profesor X (Charles Xavier, aquí interpretado por James McAvoy) y el bando de Magneto (Michael Fassbender).

Ambientada entre 1944 y la crisis de los misiles de Cuba en 1962, esta película de Matthew Vaughn -el mismo de la mucho más delirante y lúdica Kick-Ass- ofrece lo que el público de este tipo de franquicias exige (espectacularidad a fuerza de bombardeo de CGI), pero carece del tono zumbón e irónico de otros títulos de la Marvel.

Si el film se toma demasiado en serio, cuesta creer que se cometan errores tan groseros como el de situar a los nazis que se refugian en la Argentina en una zona cordillerana (con picos nevados y todo) como... Villa Gesell (probablemente Villa General Belgrano, Villa La Angostura o incluso Bariloche no sonaran muy bien para ellos). La secuencia de Magneto que transcurre en un bar de nuestro país es tan penosa que resulta involuntariamente graciosa, pero en los 132 minutos hay, al menos, varias otras que compensan semejante dislate histórico, geográfico y social.

3.00
Buena

Escribiendo CIne - Emiliano Basile (Argentina)

Cosa de mutantes
Producida por Bryan Singer (X-Men, 2000 y X-Men 2, 2003) y dirigida por Matthew Vaughn (Kick-Ass, 2010), X-Men: Primera Generación (X-Men: First Class, 2011) se sitúa en plena Guerra Fría para desarrollar el germen de los mutantes más conocidos de la Marvel. Hace dos años le tocó el turno a Wolverine contar su origen en X-Me ... Leer más Cosa de mutantes
Producida por Bryan Singer (X-Men, 2000 y X-Men 2, 2003) y dirigida por Matthew Vaughn (Kick-Ass, 2010), X-Men: Primera Generación (X-Men: First Class, 2011) se sitúa en plena Guerra Fría para desarrollar el germen de los mutantes más conocidos de la Marvel. Hace dos años le tocó el turno a Wolverine contar su origen en X-Men Orígenes: Wolverine (X-Men origins: Wolverine, 2009). Ahora es el turno del resto de los súper héroes.
La historia parece trasladarse a las universidades, cuando un grupo de jóvenes, cada uno por separado, como si se tratara de una historia coral, descubre sus poderes ocultos. En lugar de mostrarlos, los ocultan por temor a considerarse fenómenos y no ser aceptados socialmente. El profesor X y Magneto, antes de llamarse así –algo que también contará la película- reclutan a este grupo de personajes para entrenarlos como un escuadrón especial de la Cia e interceder en el conflicto nuclear entre Estados Unidos y la Unión Soviética.

X-Men: Primera Generación tratará de relanzar la saga. En este aspecto tiene puntos de contacto con la serie Batman de Christopher Nolan. Todo es tomado seriamente y se relaciona directamente con la realidad. De ahí la necesidad de explicar todo y utilizar el contexto histórico –que ya existía en la historieta como base- como sustento racional de lo relatado. No existe la construcción del héroe sino que éste surge como consecuencia de un proceso histórico.

Si bien las anteriores películas de la saga se sostenían sobre el personaje de Wolverine, el más salvaje, el más primitivo, X-Men: Primera Generación se apoya en los personajes con poderes más psicológicos, más mentales. Está Charles Xavier (James McAvoy) como el futuro Profesor X, Eric Lensherr (Michael Fassbender) como el futuro Magneto y el villano de turno, Sebastián Shaw (Kevin Bacon), el mejor de todos por el oficio del actor de Footloose (1984) para componer al más cínico de los mutantes.

Con estos condimentos, la precuela será una delicia para los seguidores de la saga, aunque un poco densa para quienes busquen entretenimiento sin pretensiones, ya que los efectos especiales y los personajes carismáticos cedieron su lugar a los vericuetos del pasado de los mutantes.

3.00
Buena

Dejá tu comentario

Comentarios

guillermo.enciso2 comentó:

X-Men: Primera generación

3.500
"Buena (+)"

"No soy super fan y no me se la historia, pero en terminos generales me gusto. La actuacion de Michael Fassbender me parecio muy buena y la historia de los origenes estuvo muy interesante"

Hace 3 anos · 5 votos · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder
QUETE comentó:

X-Men: Primera Generación

3.000
"Buena"

" eSTOY DE ACUERDO CON LA PRENSA RREGULAR MAS DIGAMOS BUENA...
Un poco densa al principio bastante hablada y a mitad de la peli con accion pero bueno uno se lo imaginaba, porque es el inicio de los superheroes.a mi me gusto por supus mensos que las otras bye,bye...
"

Hace 3 anos · 2 votos · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder
Eva.Valdez comentó:

X-Men: Primera generación

5.000
"Increíble"

"estuvo buena me gusto ver el principio de los que crearon los xmeny una buena amistad y el de una roptura de ideas a causa de los prejuicios como podemos lastimar y fracturar una linda vida en este mundo buen mensaje...la recomiendo esta magnetika jejjeje..."

Hace 3 anos · Un voto · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder

Películas en cartelera

Annabelle

de: John R. Leonetti
con: Annabelle Walli, Ward Horton

Un Amor en Tiempos de Selfies

de: Emilio Tamer
con: Martin Bossi, María Zamarbide

La Mary

de: Daniel Tinayre
con: Susana Gimenez, Carlos Monzón. Dora Baret

Polvo de Estrellas

de: David Cronenberg
con: Julianne Moore, Mia Wasikowska

El Último Amor

de: Sandra Nettelbeck
con: Michael Caine, Clémence Poésy

Ver más »

Tus amigos en Cinefis